11S Nuevos puntos de vista – Capítulo 2

Madrid / Por Irene Fernández

Torres gemelasHoy hace siete años. Siete años después del suceso que cambió la historia del mundo actual, siete años en el que las incógnitas no han desaparecido, sino que se han ido incrementando. El capítulo que hoy nos ocupa, se centra principalmente en los interrogantes que hacen que la versión oficial sea incorrecta e incompleta sobre las Torres Gemelas. Explosiones inexplicables, estructuras que estallan sin motivo, acero derretido sin que oficialmente hubiera un foco de calor tan potente, arrendamientos oportunos, edificios que caen más rápido de lo esperado por la fuerza de la gravedad… muchos interrogantes que pretendemos, simplemente, poner sobre la mesa.

Datos técnicos de las Torres Gemelas

Para entender la teoría que nos ocupa tenemos que conocer antes los datos técnicos del WTC1 y 2. La WTC2 tenía una altura de 415′5 metros (110 plantas), mientras que la WTC1 alcanzaba los 417 metros, la planta de ambas torres era un cuadrado de 63.7 metros de lado. En total sumaban 200.000 toneladas de acero, 325.000 m³ de hormigón, 55.000 m² de superficie acristalada correspondiente a 43.600 ventanas, 239 ascensores y 71 escaleras automáticas.

Construcción del WTCLas torres fueron diseñadas de acuerdo al llamado sistema de tubo en tubo, que combina el sistema de fachada resistente junto con un núcleo rígido central de 47 columnas de acero interiores. El sistema de fachada resistente se basa en crear una estructura formadas por 236 columnas exteriores que se sitúan poco separadas entre si, las cuales se unen con las vigas de cada piso, conformado en conjunto una malla estructural que actúa como una caja relativamente rígida.

Los edificios fueron diseñados para soportar grandes ráfagas de viento de hasta 160 km/h y temporales intensos y también el impacto de un Boeing 707 que era el avión más grande de la época chocando contra el edificio en cualquier parte del mismo, de hecho sus constructores indicaron que probablemente el WTC podría resistir múltiples impactos de aviones en línea.

Los muros exteriores estaban constituidos por módulos prefabricados formados por tres columnas unidas mediante tres placas de antepecho, funcionando como celosías Vierendeel. Cada modulo tenia una altura de tres plantas (10′8 metros). Los diferentes módulos se conectaban entre si mediante uniones atornilladas, usándose para ello tornillos de alta resistencia.

De los cimientos del edificio partían 20 columnas perimetrales por cada lado, pero en la séptima planta (contando seis de sótano) estas se dividían en tres mediante una disposición en tridente. Así pues, ambas torres presentaban 59 columnas en cada lado cuyo espesor variaba según la altura (más finas según ganaban altura).

El núcleo central albergaba los ascensores, tres huecos de escalera, descansillos y huecos para diversas instalaciones (cableado, tuberías…). Tenía unas dimensiones totales en planta de 27 m. de ancho por 41 m. de largo. Estaba compuesto por 47 columnas de acero. Estos pilares presentaban una sección hueca rectangular en los pisos bajos, mientras que en las plantas altas tenían un perfil laminado en forma de H. Las dimensiones de los pilares variaban según su posición en planta dentro del núcleo, y el espesor de los elementos que los conformaban decrecía a medida que se ganaba altura. Estaban recubiertos de hormigón.

Los suelos estaban formados por losas de hormigón de unos 10 cm. de espesor, vertido sobre unas placas de acero que eran soportadas por vigas metálicas en celosía. Las vigas metálicas principales apoyaban sus extremos en el núcleo y en los muros exteriores, variando su luz entre 18′2 m. y 11′0 m. según zonas. Las secundarias discurrían transversalmente sobre las principales, formando entre todas el armazón de cada planta. Los cordones superiores de las vigas principales se unían a los muros exteriores en columnas alternativas. La unión se realizaba atornillando estos cordones a unos apoyos soldados en la cara interior de las placas de antepecho

Antes del 11S

Larry Silverstein La Autoridad de Puertos de la ciudad de Nueva York, es decir un organismo público, era el que tenía el control sobre el complejo del WTC. Las Torres Gemelas era deficitarias para este organismo ya que proveer de las necesidades básicas a estas dos gigantescas moles costaba millones de dólares al año, las Torres eran herméticas por lo que había que aprovisionar de electricidad, agua, aire acondicionado, servicios sanitarios y oxígeno y para colmo cada año disminuía el número de arrendadores, aparte de todo en las décadas anteriores  las columnas de acero de los edificios habían sido tratadas con asbesto, un retardador de incendios prohibido a mediados de los años 80 ya que produce cáncer, aunque se les había dado varios permisos de tiempo el sustituir el asbesto era ya un tema urgente y esta renovación era casi imposible realizarla ya que costaba alrededor de un billón de dólares y las compañías de seguros no cubrían los costes. Por tanto cuando en la primavera del 2001, Larry Silverstein se convirtió en el nuevo arrendador de todo el complejo del WTC realmente la Autoridad de Puertos de la ciudad de NYC lo vió como una buena oportunidad de librarse de estos mastodontes que sólo daban pérdidas. Silverstein es un magnate de bienes raices con vínculos internacionales y rentó el WTC por un período de 99 años. Durante ese verano Silverstein renegoció las pólizas de seguro asegurándose que estuvieran cubiertas contra un eventual ataque terrorista, de hecho en las nuevas pólizas indicó expresamente que si el complejo WTC era destruído por alguna razón tenía el derecho de poder realizar un nuevo complejo empresarial.

Tras los ataques del 11S Silverstein consiguió que las compañías de seguros le reconociera que había habido dos ataques terroristas en vez de uno por lo que las cantidades de dinero que consiguió cobrando las pólizas fueron astronómicas si lo comparamos a lo que tuvo que abonar para rentar el WTC por un período de 99 años. Uno de los grandes beneficiados del 11s fue él mismo.

¿Qué ocurrió el 11 de Septiembre del 2001 en el WTC?

La versión oficial nos dice lo siguiente:

Tres edificios en el complejo del World Trade Center se derrumbaron debido a fallos estructurales provocados en el día de los ataques, dos de ellos, las Torres Gemelas, tras impactar aviones a alta velocidad y cargados de combustible y un tercero, la torre 7, por incendios. La Torre Sur cayó a las 9.59, tras estar en llamas durante 56 minutos en un fuego causado por el impacto del vuelo 175 de United Airlines a las 9.03. La Torre Norte cayó a las 10.28, tras estar en llamas aproximadamente 102 minutos en un fuego causado por el impacto del vuelo 11 de American Airlines a las 8.46. Un tercer edificio, el World Trade Center Nº 7, se derrumbó a las 17.20, tras haber sido seriamente dañado por los escombros de las Torres Gemelas al caer junto con una serie de incendios. Numerosos edificios adyacentes al complejo también sufrieron daños sustanciales, se incendiaron y tuvieron que ser demolidos posteriormente.

Esta es la versión oficial de lo ocurrido pero ¿qué ocurrió realmente? Todos vimos lo que sucedió aquella tarde a través de nuestros televisores y realmente quien nos diga algo contrario a lo que pudimos ver puede que sea un temerario y se le tache de conspiranoico pero creemos que hay que dar voz a quienes no tienen los micrófonos, a las personas que vivieron en primera persona y en sus propias carnes el drama que se vivió aquel día en Manhattan.

Dudas sobre qué impactó en las Torres

Durante la mañana del 11S en el cielo de Manhattan sobrevolaron como cada día infinidad de aviones que entraban y salían de los aeropuertos cercanos a la isla, sin embargo no existe ni un sólo testigo presencial que haya visto ningún avión American Airlines o United Airlines estrellándose contra las torres gemelas, la gente en la calle no describe los objetos que impactaron contra las torres gemelas como aviones comerciales.

Mark Burnback, un reportero de la FOX, describió en directo el objeto que impactó con estas palabras: “Definitivamente no parecía un avión comercial, no vi ninguna ventana a los lados, además no era un vuelo normal que ves en un aeropuerto, Tenía un logotipo azul en el frente y no se parece a ningún logo de ninguna compañía aerea”. Es importante resaltar que lo dicho fue en directo, cuando aún nadie sabía la versión oficial. Así mismo antes de que las Torres cayeran muchos testigos alrededor de las mismas hablan de explosiones, de misiles, de aviones «sin alas», no de aviones comerciales. Existen grabaciones radiofónicas de medios ajenos a las grandes cadenas de televisión que grabaron los sonidos de aquella mañana y en ningún momento aparece registrado el sonido característico de un avión acercándose, sino que aparece un pitido agudo acompañado de un «beep» característico de un misil, seguido de una explosión. Aparte de todo no se encontró ninguna caja negra.

De todas maneras a este punto le dedicaremos un capítulo entero más adelante.

Explosiones inexplicables

William RodríguezDurante esa mañana, cientos de testigos, incluyendo los bomberos de la ciudad de Nueva York, escucharon explosiones en cadena antes y durante la desintegración de las Torres Gemelas. Los bomberos llegan minutos después del primer aviso (que indicaba que un avión había chocado contra una de las torres) al acceder al hall de la entrada de la torre norte se dan cuenta que los revestimientos de mármol de las paredes habían sido literalmente arrancados y los cristales de las ventanas habían explotado hacia fuera, no parecía que un avión hubiera chocado decenas de metros más arriba sino que parecía que algo con una onda expansiva muy grande había explotado en el mismo hall o cerca de él. Así mismo, William Rodriguez, un empleado con 20 años de experiencia en el mantenimiento del WTC, indica que hubo una explosión inmensa debajo del edificio y que unos instantes más tarde, escuchó a lo lejos el impacto (el que se supone que es el primer avión), indica también que las explosiones que se escuchaban en la torre norte fueron mucho antes de su colapso y que no provenían del area del impacto, indica también que después del impacto del segundo avión se escuchó una ráfaga de explosiones a nivel terrestre.

Un obrero de la construcción, Philip Morelli, que se encontraba en el subsótano 4 de la torre norte en el momento del primer impacto indica que hubo una terrible explosión subterránea, corrió por el túnel subterráneo que comunica la torre norte con la sur y de repente lo que había sucedido en la torre norte volvió a suceder exactamente de la misma forma en la torre sur. Eran explosiones dentro de los edificios a la altura de los cimientos y los parkings. El bombero Lou Cacchioli dijo a la revista People que mientras iban evacuando a los trabajadores de las torres iban escuchando como las bombas iban explotando por todo el edificio, estas explosiones no provenían de los cuadros eléctricos e incapacitaron los ascensores y llenaron los pisos de escombros y humo.

Existen imágenes que solamente se emitieron una vez por televisión, en directo, en las que se ve un espeso humo a nivel de la calle, un humo blanco, con forma de coliflor de una altura de unos 30 pisos, que indicaba que algo estaba sucediendo a nivel terrestre. Estas imágenes nunca se volvieron a emitir.

Curvas sísmicas

Otro punto que debemos tener en cuenta es que el departamento de detección de terremotos de la ciudad de Nueva York y la Universidad de Columbia detectaron antes de que se cayeran los 3 edificios del WTC ondas sísmicas mayores que las ondas que se originaron al impactar los edificios contra el suelo. Esto concuerda con las explosiones continuas y extremadamente fuertes que testigos presenciales y bomberos sintieron y explicaron en su momento.

Charcos de acero fundido

Los aviones llevaban 37.850 litros de queroseno cada uno. El queroseno es un combustible que hierve fácilmente y sus vapores prenden fuego por lo que se consume rápidamente. Físicamente no existen pruebas que los fuegos en el momento de mayor calor dentro del edificio (justo tras el impacto y los minutos siguientes) sobrepasaran los 250ºC ya que si hubiera sido así, las zonas afectadas se habrían puesto al rojo vivo, siendo visible incluso de día.

Humo oscuro por falta de oxígenoSe necesitan temperaturas continuas de 700ºC  para ablandar significativamente el acero de un edificio. Si recuerdan, una vez impactados los aviones aparecieron sendas bolas de fuego, estas bolas de fuego son producidas por el queroseno de los aviones, y una vez consumido este queroseno, comenzó a aparecer un humo espeso que se vuelve cada vez más oscuro, el humo indica que el fuego se está sofocando por falta de oxígeno por tanto las temperaturas no podían ser altas. Hubo bastante gente situada en los pisos superiores a las zonas de los impactos que pudo ser evacuada y que pasaron precisamente por esta zona, no hubiera sido posible haberles evacuado si en la zona hubiera habido los 700ºC necesarios para que el acero se ablandara y provocara un desplome. Aparte de todo, existen imágenes de una mujer pidiendo ayuda, atrapada, justo en el agujero que dejó uno de los aviones en el edificio.

Mapa de temperaturas de la zonaEn los escombros de los tres edificios que colapsaron aquel día se encontraron piletas inmensas de acero fundido. El acero se derrite al alcanzar los 1510ºC, esta temperatura únicamente se puede obtener en hornos industriales o usando termita. El acero o cualquier otro material quemado no puede alcanzar una temperatura más alta que la del fuego que se le aplique. Un fuego como el producido por el combustible de los aviones del 11S tiene una temperatura máxima de 650ºC y se caracteriza por llamas naranjas o rojas. ¿Cómo se pudo encontrar acero derretido deslizándose como si estuviéramos delante de un volcán y fuera lava 6 semanas después del 11S debajo de los edificios? ¿Cómo se ha podido documentar zonas a 1100ºC en los escombros cuando eso es 260ºC más caliente que lo que el combustible puede arder?.

El Doctor Steve Jones, profesor de física en Brigham Young University, realizó un análisis con un microscopio de electrones del metal derretido en el acero y las microesferas ricas en hierro encontradas en el polvo que cubrió Manhattan durante días y encontró no solamente rastros exactos del compuesto explosivo termita, sino también encontró un alto contenido en azufre en la termita, siendo esto una marca patentada, «Thermate», que se usa en la industria de la demolición. La termita alcanza tal temperatura que simplemente corta el acero, está formado por hierro derretido y óxido de aluminio que se expele como polvo, las enormes nubes de polvo blancas que vimos sobre Manhattan son el resultado de juntarse estos productos químicos a gran escala.

En los informes oficiales sobre el 11S no se dice absolutamente nada del acero derretido encontrado bajo los escombros. No parece que sea una evidencia que haya que dejar fuera de los informes oficiales del 11S, a no ser que precisamente se busque ignorarlo de la forma más evidente posible.

¿Un castillo de naipes?

De acuerdo con la versión oficial el fuego en las torres gemelas no derritió el acero, pero lo calentó lo suficiente para hacer que los pisos que estaban debilitados por los choques de los aviones se soltaran de las columnas de acero interiores y exteriores, provocando una reacción en cadena. De acuerdo con esta teoría, lo que deberíamos haber visto llegados a la Zona 0 sería una montaña de pisos apilados unos encima de otros, lo que se llama una demolición «en torta» y en mitad de estos pisos apilados un grupo de columnas interiores que formarían el nucleo aún en pie. El nucleo central de cada torre, como hemos indicado anteriormente, consistía en 47 gruesas columnas de acero y 236 exteriores. Si los pisos se hubieran soltado, fallando todos los anclajes al mismo tiempo, cosa bastante improbable, las columnas interiores seguirían en pie ya que los aviones no cortaron el nucleo central.

Los edificios del WTC, como indicamos en el primer capítulo, estaban diseñados para soportar el impacto de un Boeing 707 que era el avión más grande de la época (similar a los que chocaron aquella mañana) en cualquier parte del edificio, incluso se indicaba que podían resistir múltiples impactos de aviones en linea.

La caída de las torresSi se soltara una bola de billar desde lo alto del WTC con sus 110 pisos, la bola tardaría entre 8 y 10 segundos en llegar al suelo, en caida libre y sin resistencia. Las torres gemelas cayeron a una velocidad muy cercana a la de la caida libre. Los edificios se destruyeron con una tasa promedio de 10 pisos por segundo. Doscientas mil toneladas de acero se deshicieron y explotaron hacia fuera en un radio de 150 metros. No hay una teoría física que corrobore el hecho de que un edificio se derrumbe a velocidad de caida libre a menos que se use explosivos. Además tenemos que darnos cuenta que el colapso de ambas torres es practicamente vertical tomando la trayectoria de mayor resistencia, atravesando todos los pisos y toda su propia masa. No es posible físicamente que esto ocurriera a velocidad de caida libre, hay una resistencia que no se puede ignorar. Si se observa cuidadosamente el colapso se pueden ver nubes de polvo que son expulsadas hacia fuera antes que la ola del colapso llegue a esos pisos inferiores donde están generándose esas nubes de polvo. Estas nubes de polvo son generadas por explosivos. Son explosiones visibles que se pueden ver con relativa facilidad.

Colapso de las torresLa Universidad de Columbia estima gracias a medidas sísmicas que recogieron ese día que la torre norte cayó en unos 8 segundos, mientras que la torre sur hizo lo propio en 10 segundos, para que esto sea posible los pisos inferiores deben fallar completamente mientras caen los pisos superiores, en este tipo de colapso la masa de los pisos superiores cae sobre los inferiores que aún intactos no soportan el peso de los superiores y caen también, pero en las imágenes del 11S se observa que mientras el colapso de las torres se está produciendo los escombros no han tenido tiempo para caer al nivel de la base del colapso, es decir es una demolición que cae más rápido que la gravedad de la tierra. Eso es imposible.

Eric Hufschimd, ingeniero experto en el corte de metales por computación, en su libro Painful Questions explica que las torres gemelas eran una malla tridimensional de vigas de acero, cada piso era del tamaño de un acre y estaba sujeto por miles de juntas por todos los lados, para que cada piso cayera miles de juntas debían fallar simultaneamente, no hay otra forma para explicar este fallo en el 11S que no sea el uso de explosivos en el colapso de las torres. Se tuvo que colocar explosivos en las juntas principales de cada piso ya que los escombros en un colapso no pueden atravesar pisos de acero y de cemento a la misma velocidad que la caida libre y sin perder velocidad, esta es la razón por la cual la mitad superior comienza a caer lentamente y luego acelera su caida. En teoría, un colapso de tipo torta de 110 pisos siendo cada piso pulverizado por el superior debería durar como mínimo 96 segundos incluyendo la resistencia y la gravedad, es decir, en el mundo real. Un colapso de este tipo perdería velocidad, nunca aceleraría como sucedió el 11 de septiembre.

Vigas cortadasPreguntando a numerosos expertos por el procedimiento para demoler controladamente un edificio, indican que el proceso es lento y muy estudiado, se deben cortar las principales vigas de sujección en ángulo y una vez hecho esto colocar explosivos para que con el explosivo el edificio «camine» y se caiga sobre si mismo. Durante los trabajos de desescombro en la Zona 0 se encontraron varias vigas interiores del núcleo central cortadas, efectivamente, en ángulo.

Según la versión oficial, el daño y el fuego provocados por los choques de los aviones en las torres fue la causa por la cual las Torres Gemelas colapsaron aquella mañana, no obstante en el colapso de las Torres Gemelas se ven explosiones hacia fuera, el daño no se contiene, los escombros son expulsados hacia fuera violentamente y los edificios adyacentes son destruidos parcialmente, el fuego no es capaz de expulsar metal de un edificio y cemento lateralmente con esta fuerza. Aparte de todo, en abril del 2006, casi cinco años más tarde, se encontraron restos humanos de menos de un centímetro en el techo del edificio del banco Deustshe, un edificio cercano. Qué fuerza causó que los fragmentos de huesos encontrados fueran tan pequeños¿? Qué fuerza expulsó dichos restos a tanta distancia¿? La destrucción fue demasiado intensiva para lo que fue los derrumbes.

Vista aérea

La seguridad en las Torres Gemelas

La seguridad electrónica del WTC y el aeropuerto de Dulles en Dallas, desde donde se supone salió uno de los aviones que impactaron contra las Torres Gemelas, tenían el mismo encargado, el hermano menor de Bush, así mismo Securacom que era la empresa para la que trabajaba el hermano menor fue la responsable entre 1996 y 2000 de renovar el sistema de seguridad en el complejo WTC, de igual manera un primo de Bush, Wirt D Walker III, fue primer ejecutivo de Securacom entre 1999 y 2002.

 Scott Forbes, un especialista de informática que trabajaba para una compañía que ocupaba la torre sur desde su inauguración, cuenta, al igual que varios testigos, que antes del 11S al entrar cada mañana había polvo al lado de las ventanas, el polvo gris, sucio fue abundante, inexplicablemente, antes del 11S. Así mismo numerosos trabajadores entre los que se incluye Forbes indican que durante las semanas previas al 11S se escuchaban golpes, ruidos, trabajos de construcción en pisos deshabitados de las Torres Gemelas, como si alguien estuviera trabajando con maquinaria pesada pero a pesar de que el polvo era abundante no se veía a nadie nunca, lo describen como trabajos fantasmas. Puede ser una prueba más de la colocación de explosivos dentro de la estructura y en los bordes de los edificios¿?

Así mismo, numerosos trabajadores de las Torres Gemelas explican que la electricidad en la Torre Sur fue cortada casi todo el fin de semana anterior al 11S, algo de lo cual no había precedentes. El apagón significaba que durante ese fin de semana no estaba garantizada la seguridad y que básicamente los accesos estaban abiertos y las cámaras de seguridad apagadas. Durante ese fin de semana hubo hombres con ropa de trabajo cargando cajas de herramientas gigantes caminando con carretes de cables por todo el edificio. A los empleados se les indicó que era una renovación para mejorar la conectividad a internet. Así mismo numerosos trabajadores de mantenimiento de las Torres Gemelas indican que inexplicablemente la alerta de seguridad se desconectó cinco días antes del ataque y que los perros anti bombas fueron sacados del edificio.

Scott Forbes trató de advertir a las autoridades y a la comisión que realizó el informe final del 11S de este punto pero podrán imaginar que el testimonio de este hombre y de otros tantos testigos fue ignorado.

Aquella mañana cuando el avión impactó contra la torre norte numerosos trabajadores bajaron al hall indicando que preferían salirse del edificio por miedo, incluso llamaron a sus personas cercanas indicando que estaban bien y que no se preocuparan por ellos, a continuación se les instó a volver a sus puestos de trabajo puesto que no había ningún tipo de peligro y en la otra torre estarían más seguros que en la calle, la mayoría trágicamente volvió a sus puestos de trabajo, tras el segundo ataque muchos pudieron ser evacuados, otros no tuvieron tanta suerte. No parece lógica tampoco la actitud por parte de los cuerpos de seguridad del complejo aquella mañana del 11S, unos minutos más tarde de ocurrir el suceso se barajó la hipótesis de que lo ocurrido fuera un ataque terrorista, si se barajó esta hipótesis se debería haber evacuado la otra torre y más cuando el WTC ha sido un objetivo terroristas en múltiples ocasiones desde que estas fueron construidas.

La verdad sobre el 11S

El 11S ha dejado a más de 1100 personas desaparecidas y la verdad no ha sido explicada en los informes oficiales de la Comisión que se formó. Y se lo debemos a todas esas personas desaparecidas y a sus familias.
No existen pruebas claras sin que la televisión esté por medio de que lo que impactó contra las Torres Gemelas fuera en verdad aviones comerciales. Un edificio de acero no puede colapsar por el fuego, nunca lo ha hecho, sólo existen tres precedentes y los tres en el mismo día, el 11S.

No se pueden ignorar las leyes físicas, el acero no puede ser derretido por el queroseno de un avión ni porque se queme material de oficina. Así mismo un edificio no puede colapsar en torta a velocidad de caida libre y expulsando con extremada violencia escombros, acero y cemento.
 
Por tanto desde www.elabrazodeloso.es denunciamos que lo realizado el 11S fue un ataque «falsa bandera», un trabajo interno, sobre sus propios ciudadanos para manipulas la percepción pública y que así el pueblo americano apoye la agenda ideada por el gobierno Bush.

Ask Questions, demand answers

9 Comentarios a “11S Nuevos puntos de vista – Capítulo 2”

  1. luz dice:

    Hola quisiera que me brindes tu correo porfavor,irene.

  2. Irene dice:

    Buenos días Luz,
    puedes escribir al correo del programa correo@elabrazodeloso.es 🙂
    Un saludo.
    Irene

  3. gerardo quintero dice:

    como es posible que las vigas de acero de los 10 primeros pisos se hayan roto con la finta de que se hubieran derretido si los impactos de los aviones fueron mas arriva de los 65 pisos, y nunca hubo fuego abajo (abajo de los 15 o 10 pisos).
    Muy Dudoso o Explicable:
    La Verdad es que si fueron demolidas mediante cargas de C4, osea bombas en las paredes y en la columna de los edificios. (INTENCIONALMENTE)

  4. Ana Sandoval dice:

    Hola quiero ver si publicas lo de que en las torres sale la cara del diablo y que me contaron que habia un senor diso una cancion que decia que se caian las torres gemela un ano antes que sucediera

  5. El cientifico danes Niels Harrit demuestra la demolicion del WTC « Descifrando la Matriz dice:

    […] https://elabrazodeloso.es/wordpress/?p=281 […]

  6. joyce de la cruz dice:

    cuando sucedio el atentado de las torres yo estaba en un cuarto e ospital llorando la muerte de un bebe q acababa de perder hasi q me puedo imajinar lo mucho q duele perder un ser querido miis condolencias para todas las familias

  7. Anónimo dice:

    […] […]

  8. richye calle leon dice:

    Creo que es imposible creer que se hayan caído, creo que no hay explicación por que se cayeronnnnnnnn. Si las historias de sobrevivientes decían que algunos corredizos no estaban con llamas por queeeeeeeeeeeeee se cayeron, es la gran incognita.

  9. Matias Kpo 2012 dice:

    Wau! Yo queria investigar esto algun dia y me lo pidieron ayer!!!! Greacias por la informacion de la caida de esas magnificas torres soy de la parte de Estados Unidos que habla Español

Haga un comentario


Utilizamos cookies de sesión para mejorar tu experiencia de uso de nuestra web, más información aquí.

Una Cookie es un pequeño fichero que se descarga y almacena en tu ordenador, Tablet, Smartphone o cualquier otro dispositivo al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, por ejemplo, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y dependiendo de la información que contenga y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.

El conjunto de "cookies" de todos nuestros usuarios nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas son útiles, cuáles no y cuáles deberíamos mejorar.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web.

A continuación, te contamos y explicamos los distintos tipos de Cookies que pueden utilizar nuestras páginas web:

SEGÚN LA ENTIDAD QUE LA GESTIONA

Cookies propias

Son aquellas que se envían a tu equipo desde nuestros propios equipos o dominios y desde el que prestamos el servicio que nos solicitas.

Cookies de terceros

Son aquellas que se envían a tu equipo desde un equipo o dominio que no es gestionado por nosotros, sino por otra entidad colaboradora como, por ejemplo, las usadas por redes sociales o por contenido externo, como Google Maps.

SEGÚN EL PLAZO DE TIEMPO QUE PERMANECEN ACTIVADAS

Cookies de sesión

Son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de tu navegador hasta que abandonas la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro de tu ordenador. La información obtenida por medio de estas cookies, sirven para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, esto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitar su uso. Actualmente, todas nuestras cookies son de este tipo.

Cookies persistentes

Son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que realizas una nueva visita. Una web permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha.

SEGÚN SU FINALIDAD

Cookies técnicas

Son aquellas necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web. Permiten por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, acceder a partes de acceso restringido, etc.

Cookies de personalización

Son aquéllas que te permiten acceder al servicio con unas características predefinidas en función de una serie de criterios, como por ejemplo el idioma, el tipo de navegador a través del cual se accede al servicio, la configuración regional desde donde se accede al servicio, etc.

Cookies de análisis

Son aquéllas que nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios de los servicios prestados.

Cookies publicitarias

Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que se pudieran incluir en nuestra página web.

Cookies de publicidad comportamental

Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en internet y mostrarte publicidad relacionada con tu perfil de navegación.

Puedes permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en tu equipo mediante la configuración de las opciones de tu navegador de Internet. En caso de que no permitas la instalación de cookies en tu navegador es posible que no puedas acceder a algunos de los servicios y que tu experiencia en nuestra web pueda resultar menos satisfactoria.

Cerrar