Germán de Argumosa, historia de nuestra parapsicología

Visita también nuestra web para descargar los programas de radio: El abrazo del Oso 

San Fernando de Henares / Por Luis Illana

Germán de Argumosa en Belmez. Foto: Antonio CasadoSu apellido era como una marca, una denominación de origen. “Argumosa” siempre me sonará a seriedad, rigor, a una forma de enfrentarse a lo desconocido. Su nombre completo era Germán de Argumosa y Valdés. A pesar de su fama por aquellos años 80,  tenía el número de teléfono de su casa a su nombre, y en la guía telefónica venía remarcado. Localizarle era muy fácil. Las dos veces que le llamé, en ambas ocasiones me respondió directamente él. Probad a hacerlo con otros cuando están encumbrados y veréis. Tenía un alto sentido de la responsabilidad. Era muy directo, a veces vanidoso, de familia cántabra acomodada, con buena planta, una perilla de finales del siglo XIX, y una educación exquisita. Un hombre de palabra, con una conversación fascinante.

A unos les caía bien, otros le veían engreído. Y en efecto, Argumosa organizó un seminario de parapsicología en la Universidad Autónoma de Madrid, dentro del departamento de humanidades y ciencias sociales que dirigía el profesor De Solás en la Facultad de Filosofia y Letras. ¿Acaso no estuvo presente el mismo De Solás junto a un grupo de alumnos en Bélmez? ¿De dónde salió ese grupo, señores “escépticos”, de unas cañitas en la Plaza Mayor o del campus de Cantoblanco?. Es cierto, nunca estuve en su despacho para saber si don Germán tenía título universitario. Pero era un intelectual nato, con unos profundos conocimientos de filosofía y grandes dotes de orador.  

Le echaremos mucho de menos. Aunque era peor la incertidumbre de los últimos años, cuando nada se sabía de él, y nos temíamos que podía estar pasándolo mal. Ahora imaginamos que estará de tertulia con Bender, con Richet, con sus amigos investigadores a los que tanto nombraba, con Raudive…  Y como hace la gente educada con los difuntos, nos alegramos por usted, profesor.

De joven ya le llamaban las cuestiones parasíquicas. Durante años su libro de cabecera fue el Tratado de Metapsíquica de Charles Richet (1850-1935), un estudio pormenorizado sobre clarividencia, telepatía y otros fenómenos, fechado en 1922.  ¿Otro loco? Creo que no, más que nada porque  Richet era médico, fisiólogo y  Premio Nobel en 1913. Aún recuerdo el comentario de Toharia sobre Richet, menospreciándole: “Conozco a otros muchos Nobel a los que la parapsicología les importaba un pimiento”.  Animemos  a los escépticos a que también investiguen si existen los premios Nobel o si existió el propio Richet, ya puestos…

Su famosa conferencia sobre psicofonías en Yelmo Club, en la calle Velázquez de Madrid; y el caso de las Caras de Bélmez,  todo ello en aquel verano de 1971, le pusieron en la línea de frente. El gobernador civil de Jaén, Ruiz de Gordoa, contactó con Argumosa para que fuese a indagar en el misterio de las Caras de Bélmez.  Sabía que  era un investigador riguroso y  además de derechas. Miel sobre hojuelas. Que venga. Y fue. “Señores –soltó don Germán con solemnidad- , esto es un fenómeno auténtico”. Por poco lo excomulgan. Ahora los críticos vuelven a la carga con la recurrente explicación de las manchas de aceite. Nos toman por estúpidos.  Allí siguen las Caras (las antiguas), 36 años después. Perdón, las manchas de aceite. ¡Ah y la huella del zapato que forma aquel otro rostro!.  Hasta sus últimos días en activo, Argumosa defendió  que no había fraude. Pero tras sus primeras investigaciones y alguna visita, nunca regresó a Bélmez. ¿Por qué? Dicen que le presionaron. Lo cierto es que no había medios para seguir adelante, ni ganas por parte de casi nadie.  Lo normal es que un tipo riguroso como él terminara hasta las narices. Y se cansó de las ganas de sacar tajada de algunos familiares de María y de las ganas de carpetazo de los politiqueros. A los que no conozcan los avatares de su investigación en Bélmez, les invito a visitar la web: http://www.geocities.com/belmez/principal.htm 
Y luego que cada cual saque sus propias conclusiones.

Fueron años de mucho movimiento, estudiando casos y participando en un sin fin de simposios. Por ejemplo, el famoso I congreso europeo de parapsicología celebrado en Barcelona en 1976. Eran los tiempos de “Medianoche”, el programa de radio de la cadena ser dirigido por Antonio José Ales… Y por supuesto, del inolvidable “Más Allá” de Fernando Jiménez del Oso en una TVE aún en blanco y negro.

Teleplastias, psicofonías, casos de poltergeist como el de la calle Donoso Cortés, los psicocirujanos de Filipinas. Pero también Argumosa advirtió de alguna investigación sospechosa. En mayo de 1990 corrió como la pólvora la noticia de que había fantasmas en el Palacio de Linares de Madrid. ¿Cómo olvidar aquellas grabaciones con las voces de la supuesta Raimunda y su mamá la marquesa? Pero eran falsas y el profesor Argumosa nos diseccionó aquellos sonidos, nos enseñó a desconfiar de lo que parecía muy evidente.  Y en el programa Turno de Noche con Juan Antonio Cebrian, nos siguió deleitando con su saber y su personalidad. Hasta que un buen día, decidió tomarse un descanso, pero el reposo se hizo demasiado largo. Y pasaron los meses, los años, los recuerdos, hasta que este domingo pasado, día 4 de noviembre, nos enteramos de que Germán había muerto. Apenas dos semanas después del fallecimiento también de Cebrian. Trabajaron juntos y se han ido casi juntos.

Sé que me quedó injustamente muy corto. Pero seguro que tendremos muchas oportunidades para recordar a don Germán. Se habla de un legado póstumo que tal vez salga a la luz. Unos libros que serían obviamente muy interesantes. ¿Y su archivo, esa auténtica fonoteca de voces paranormales? ¿En manos de quién quedará?

A quienes lo conocimos en persona, nos será difícil olvidarle.
No descanse en paz, profesor. Siga busca que te busca.
Y hasta siempre.

2 Comentarios a “Germán de Argumosa, historia de nuestra parapsicología”

  1. Pepe317 dice:

    Perdonar pero la dirección del RSS creo que no es correcta.
    Teneis puesto el enlace a: feed://http//elabrazodeloso.es/wordpress/?feed=rss2

    y la direccion creo que tendria que ser: http://www.elabrazodeloso.es/wordpress/?feed=rss2

    Un saludo y muy buen programa de homenaje al gran maestro Cebrián. En pocos dias se nos han ido el profesor y su mejor alumno.

    Gracias por vuestra atención.

    Josep

  2. fan de Argumosa dice:

    Gracias por este pequeño homenaje a una de las personas que claramente influyó en mi vida y en la forma de ver las cosas de muchas personas.No lo conocí personalmente, cosa que me hubiera encantado, pero los que lo conocistéis siempre nos transmitís una idea de la clase de persona que los demás creíamos que era, de la clase de persona que Germán era.

    Gracias.

Haga un comentario


Utilizamos cookies de sesión para mejorar tu experiencia de uso de nuestra web, más información aquí.

Una Cookie es un pequeño fichero que se descarga y almacena en tu ordenador, Tablet, Smartphone o cualquier otro dispositivo al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, por ejemplo, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y dependiendo de la información que contenga y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.

El conjunto de "cookies" de todos nuestros usuarios nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas son útiles, cuáles no y cuáles deberíamos mejorar.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándole la navegación y usabilidad de nuestra web.

A continuación, te contamos y explicamos los distintos tipos de Cookies que pueden utilizar nuestras páginas web:

SEGÚN LA ENTIDAD QUE LA GESTIONA

Cookies propias

Son aquellas que se envían a tu equipo desde nuestros propios equipos o dominios y desde el que prestamos el servicio que nos solicitas.

Cookies de terceros

Son aquellas que se envían a tu equipo desde un equipo o dominio que no es gestionado por nosotros, sino por otra entidad colaboradora como, por ejemplo, las usadas por redes sociales o por contenido externo, como Google Maps.

SEGÚN EL PLAZO DE TIEMPO QUE PERMANECEN ACTIVADAS

Cookies de sesión

Son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de tu navegador hasta que abandonas la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro de tu ordenador. La información obtenida por medio de estas cookies, sirven para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, esto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitar su uso. Actualmente, todas nuestras cookies son de este tipo.

Cookies persistentes

Son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que realizas una nueva visita. Una web permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha.

SEGÚN SU FINALIDAD

Cookies técnicas

Son aquellas necesarias para la navegación y el buen funcionamiento de nuestra página web. Permiten por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, acceder a partes de acceso restringido, etc.

Cookies de personalización

Son aquéllas que te permiten acceder al servicio con unas características predefinidas en función de una serie de criterios, como por ejemplo el idioma, el tipo de navegador a través del cual se accede al servicio, la configuración regional desde donde se accede al servicio, etc.

Cookies de análisis

Son aquéllas que nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios de los servicios prestados.

Cookies publicitarias

Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que se pudieran incluir en nuestra página web.

Cookies de publicidad comportamental

Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en internet y mostrarte publicidad relacionada con tu perfil de navegación.

Puedes permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en tu equipo mediante la configuración de las opciones de tu navegador de Internet. En caso de que no permitas la instalación de cookies en tu navegador es posible que no puedas acceder a algunos de los servicios y que tu experiencia en nuestra web pueda resultar menos satisfactoria.

Cerrar