Espías españoles

El Abrazo del Oso 5 de noviembre de 2017 – Escúchalo en iVoox

A lo largo de la historia, los Estados y los imperios han necesitado de ejércitos y de una buena diplomacia para mantener su estatus. Muchas veces grandes batallas o matrimonios adecuados ensancharon las fronteras o evitaron la debacle. Sin embargo, también es cierto que desde un primer momento hicieron su presencia otros tipos de servidores públicos, digamos, menos visibles. Una serie de trabajadores discretos y subterráneos que pasaron desapercibidos pero que consiguieron importantes resultados. Ciertamente los hombres y mujeres de los que vamos a hablar no responden al estereotipo de agente secreto que tenemos todos en mente. Hablaremos hoy de un escritor cojitranco, lenguaraz y misógino que estuvo a punto de desestabilizar a la serenissima Venecia: Francisco de Quevedo. Y describiremos también entre otros a un marino, geómetra y matemático paseando por los puertos y arsenales ingleses en el que quizá fue el mayor caso de espionaje industrial de la Ilustración: Jorge Juan. Vamos a hablar de ellos, los informadores, los espías, analistas, agentes de campo… Han recibido muchos nombres bajo las órdenes de los servicios de inteligencia. Hombres y mujeres que con el paso del tiempo han acabado aflorando en las páginas de la Historia, pero que durante años y años permanecieron obligatoriamente olvidados.

Haga un comentario