Archivo de julio, 2008

Libros: El derecho a la ebriedad. Manifiesto libertario contra la prohibición. – (Javier Esteban)

Sábado, julio 19th, 2008

Madrid / Por Guillermo Arróniz 

Javier EstebanLibro polémico. Libro delicado. Libro utópico. Ensayo variopinto. En cualquier caso los adjetivos que no podrán aplicarse a El derecho a la ebriedad son aburrido, conformista o banal. Hablando en plata este manifiesto se dedica a minar las bases del prohibicionismo y especialmente y básicamente en lo relacionado con las drogas y para ello hace uso de todo el material a su alcance: declaraciones de policías, citas de escritores de fama indiscutible desde Shakespeare a Camilo José Cela pasando por Huxley, o el poeta Li Bo; autoridades de la filosofía, la interpretación o la cultura en general como Spinoza, Artaud, Paracelso, Jung, Fernando Sánchez Dragó, Arrabal o el sufí Abu´l Hassan… Y por supuesto reseñas y notas biográficas de gurús/personalidades del mundo de las drogas como John Lilly, Ken Kesey, Castañeda, Timothy Leary, Hofmann o Escohotado.

(más…)

Al norte de Chandni Chowk – [Jesús Manrique]

Viernes, julio 11th, 2008

Al norte de Chandni Chowk - (Jesús Manrique)Hay quienes sabiendo de su error son poco dados a dar su brazo a torcer. De forma tajante argumentan que son unos incomprendidos. Ya les puedes dar todos los argumentos del mundo que no hay manera de convencerlos. Aunque les asusten los truenos son capaces de pasear por las calles bajo una tormenta para ganar el pulso, caminar descalzos por los charcos, con botas o chanclas de goma.

Como dos contrincantes se agarraron la mano y lucharon por doblar el antebrazo del adversario. Siempre había estado entre sus planes viajar a la India, pero ese año habían surgido entre ellos ideas opuestas de criterio y apreciación. A mitad de la conversación a ella ya le pareció que él no la necesitaba para viajar. Por su carácter le resultaba difícil olvidar una afrenta. En los días siguientes no estuvo interesada en hacerle comprender. Tampoco aparentó importarle perderse el viaje con tal de no ceder. Días después comentó a un compañero del trabajo que en la India sólo hay hambre y miseria, y que una infección es lo menos que te puedes traer de estos países, lleno el pronombre de contenido ofensivo. El compañero le dijo haber vuelto henchido de paz y equilibrio, cargado de energía espiritual y olor a santidad, recalcando con frecuencia lo que entendía como el fracaso de Occidente. Cuando ella quiso saber su opinión sobre la resignación de los pobres él le dijo que no había otro remedio que aceptar el sistema de castas como parte de su cultura.

(más…)