Archivo de noviembre, 2007

Libros: Psicokillers – (Juan Antonio Cebrián)

Jueves, noviembre 29th, 2007

Madrid / Por Eduardo Moreno 

Psicokillers - (Juan Antonio CebriPsicokillers, perfiles de los asesinos en serie más famosos de la historia, es otro producto de la imaginación creativa y sin límites del periodista y escritor Juan Antonio Cebrián. Deudor de iconos como Narciso Ibáñez Serrador o el doctor Fernando Jiménez del Oso, adentra al lector en un universo de terror, el de los asesinos sin alma, que conecta con los miedos más profundos del ser humano. Una lectura apasionada y clásica en las formas, pero llena de naturalidad. Un escritor, el que nos ocupa, que fue capaz de moverse con estilo por los terrenos más resbaladizos de la divulgación y el misterio.

(más…)

La verdad de las palabras – [Mario Martín]

Martes, noviembre 27th, 2007

La verdad de las palabras - (Mario Martín)Ansío lograr sentir la palabra,
escucharla alta y clara desde dentro
y así hacerla mía en el pensamiento
cual fruto del campesino que labra.

Poder notar su fuerza cuando se abra
mi mente, que consciente del momento
la incite a salir de su aislamiento
viendo que Timidez se descalabra.

Y Hacer brotar dolor, y fantasía,
amor con descarnada lucidez;
desterrando cada concepto falso,

repleto de insultante hipocresía,
de vuelta para siempre y de una vez
a su lugar de honor en el cadalso.

Libros: El Secreto de la Porcelana – (Emilio Calderón)

Viernes, noviembre 23rd, 2007

El Secreto de la Porcelana - (Emilio Calderón) Imagen: Roca EditorialMadrid / Por Guillermo Arróniz 

Las virtudes de El secreto de la porcelana se pueden enumerar, pero resulta complicado agotarlas: directo y además poético; literario pero también ligero; enigmático pero muy accesible para el lector; hermoso, pero no superficial.

El autor se pasea brevemente de personaje en personaje, y con trazos cortos genera múltiples tonalidades para que el lector pueda disfrutarlas. La historia (las historias) se abren, se dejan acariciar y tienen la suavidad de las piezas chinas y, a veces, al dureza sangrante de sus pedazos al romperse.

(más…)

Libros: La Aventura de los Godos – (Juan Antonio Cebrián)

Miércoles, noviembre 21st, 2007

Madrid / Por Eduardo Moreno 

La Aventura de los Godos - Imagen: www.juanantoniocebrian.comEs verdad, no soy imparcial. A la hora de escribir esta reseña quizá no sea el más indicado para ofreceros una visión equilibrada de aquello que os podáis encontrar cuando leáis a Juan Antonio Cebrián. Pero, sinceramente, amigos no me importa. No es el objetivo de este texto. No pretendo daros una información ponderada sobre aquellos aspectos destacables y reprochables que presenta esta Aventura de los Godos, lo que pretendo es convenceros de que no dudéis ni un instante y os hagáis con él.

Al ser éste el primer acercamiento que hacemos hacia la obra de Juan Antonio, el primer capítulo de esta larga entrega, es necesario acercarnos al autor. Cebrián fue para muchos el mejor divulgador de la radio española en las ultimas dos décadas, hasta que nos dejó hace pocas fechas por un ingrato ataque al corazón.

(más…)

La Partida – [Miguel Jerez (Impedantini)]

Sábado, noviembre 17th, 2007

La Partida - (Miguel Jerez)Te fuiste tan temprano,
que las estrellas
se enfadaron con tus zapatos;
me miraste tan tarde,
que yo había olvidado
para qué sirve una mirada.

Ansioso he estado,
como una marioneta
en una caja de herramientas,
antes de ser levantada
por una mano temblorosa,
antes de que los niños
se rían de ella
y de ser pintada
por un torpe ayudante.

Hasta el mar se ríe ahora,
con su delirante espuma,
de la orilla inocente,
como si hubiera
razones necesarias
palabras o rutas diferentes
o mares con derecho a la sonrisa.

(más…)

Jornaleros del silencio – [Konradin]

Jueves, noviembre 8th, 2007

Jornaleros del silencio - (Konradin)¿Dónde fue, ribera,
tu jugo?
Donde tus carros,
tus machos en la mañana,
los cestos de uva
en el lagar en la noche:
Finalmente el baile
de la cosecha.

Dónde después la gente
de un siglo nuevo.
La reunión del otoño,
los pequeños en el polvo.
Donde después las madrugadas
bajo las anaranjadas sirenas
de los tractores humeantes.

¿Y dónde están hoy los carros,
los machos, los cestos,
los bailes?
¿Dónde las familias luego,
los niños, los abuelos,
la espera en el rocío?

Hoy que solo te vendimian,
ribera del río Duero,
con la mano entre las cepas
y el dolor en el costado,
espectros de entre las rocas,
jornaleros del silencio.